jueves, 6 de agosto de 2015

Niño de 4 Años Profetiza Caerá Asteroide

El testimonio es real, si alguno duda pida a Dios le revele la verdad, recuerden lo que dice la Palabra de Dios sobre sus juicios.
Ezequiel 7: 6-8

“El fin viene, viene el fin; se ha despertado contra ti; he aquí, ha venido. “Te ha llegado tu turno, oh habitante de la tierra. Ha llegado el tiempo, se acerca el día; pánico, y no júbilo, en los montes. “Ahora pronto derramaré mi furor sobre ti y descargaré mi ira contra ti; te juzgaré conforme a tus caminos y traeré sobre ti todas tus abominaciones.


Este niño de tan corta edad se acerca a su padre y le dice: -Papi, en la noche soñé que caían piedras de fuego y mucha gente estaba en la calle mirando al cielo, pero después esta gente corría porque la tierra se abrió y se tragaba aquellas personas.

Este niño ha visto en sus sueños algo que Dios ha revelado a mucha gente, que una gran roca de esas que transitan por el espacio y que según los científicos solamente conocemos la trayectoria de una pequeña cantidad de ellas puede en algún momento chocar con nuestro planeta y producir una catástrofe de gran magnitud.

La única solución es vivir la vida que agrada a Dios, todo aquel que le sirve en espíritu y  verdad no teme a ninguna de estas cosas.
Amados hermanos quisiera hacer una aclaración sobre la profecía del asteroide, por lo tanto voy a puntualizar lo siguiente:

El niño al que Dios le hizo esta revelación no es cualquier niño, es alguien que ha sido señalado por él cómo su profeta. Aunque ningún hombre le dé ningún título, para mi basta y sobre aquel que le está dando El Señor.

El pueblo santo de Dios debe tomar una profecía como potencialmente cierta cuando viene de un profeta de Dios y espera con paciencia su cumplimiento, confiando plenamente que su alma esta resguardada por nuestro Padre Celestial.

Todo juicio de Dios puede cambiar o aplazarse si las condiciones que lo están ocasionando cambian, por ejemplo Nínive seria destruida, no obstante por el mensajes que Dios envió por medio de Jonás ellos se arrepintieron y el juicio fue cancelado.

El asteroide en cuestión no sería un simple meteorito pequeño. Según la revelación del niño y la confirmación que recibió su padre, que luego le relatare en una entrada nueva, sería una roca de un tamaño que ocasionara graves daños a la corteza terrestre y millones de muertes.

Insto al pueblo de Dios a no tomar esto tan a la ligera  y orar para que le sea revelado la veracidad de esto. Delante del nuestro Jehová y su hijo Jesucristo doy plena fe de que este testimonio no es falso, es verdadero.

Ninguna persona cristiana que sirva a su creador en espíritu y verdad debe estar asustada por ningún juicio de Dios, puesto que nosotros habitamos bajo el abrigo del Altísimo.

Dios desea que nos afírmenos más, este es el propósito básico de este juicio, por tanto recomiendo a todos mis amados hermanos  entrar a una nueva dimensión en su relación con Dios.


Author: Admin

Visitantes

Flag Counter