viernes, 24 de julio de 2015

LOS PRIMEROS OBSTACULO PARA LLEGAR A DIOS


Señor, si eres tú —respondió Pedro—, mándame que vaya a ti sobre el agua. —Ven —dijo Jesús. Pedro bajó de la barca y caminó sobre el agua en dirección a Jesús. Pero al sentir el viento fuerte, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Entonces gritó: ¡Señor, sálvame! En seguida Jesús le tendió la mano y, sujetándolo, lo reprendió: —¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Cuando subieron a la barca, se calmó el viento. Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo: -Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios. (Mateo 14: 28-33). 

Vencer el miedo es el primer enemigo a vencer para un creyente, esa primera batalla se libra en la mente, vienen preguntas en distintas direcciones que tienden a distraerte o a inducirte a desistir. 

Puedo yo hacerlo? Será Dios quien me está llamando? Podré mantener mi confianza en Dios? La falta de confianza en ti mismo, la duda, el temor, la inseguridad, son miedos que atacan tu mente, dar el primer paso es el más difícil, tomar la decisión correcta, escuchar a Dios y obedecerlo es un ejercicio constante, no es posible ganar una pelea si no tomas ninguna acción. 

Una vez vencemos la inercia, debemos sostenernos confiando en Dios, cada paso se sostiene en fe, las soluciones sobrenaturales se producen a partir de simples actos de fe, reconocer a Dios actuando a tu lado, contar con su favor y dirección afirmará tu confianza. Si por alguna razón caes, Jesús rápidamente interviene para ayudarte a levantar. Da hoy ese paso de fe, Dios te sostendrá.

Si te gusta, compartelo en: 

Visitantes

Flag Counter